Disfunción Eréctil e Hiperplasia de Próstata

La hiperplasia de próstata es una enfermedad no maligna (significa que no causa ni conduce al cáncer) y consta justamente del agrandamiento a tamaños anormales de la próstata lo que acarrea muchos problemas posteriormente. Esta enfermedad afecta a la mayoría de los hombres mayores de 50 años de edad.

La ampliación de la próstata es una afección que puede ocurrir a medida que usted tiende a envejecer. Esto se puede tratar con medicamentos. Sin embargo, ¿sabía que el problema puede estar relacionado indirectamente con su desempeño en la cama?

Muchos investigadores han sugerido que puede haber un vínculo causal entre la hiperplasia de próstata y la disfunción eréctil; de hecho, ahora se promueven varios tratamientos médicos para los síntomas del tracto urinario inferior causados por hiperplasia prostática por sus efectos positivos sobre la función sexual.

 

Relación de la Disfunción Eréctil y la Hiperplasia de Próstata

Si bien no es peligroso para la vida, la hiperplasia de próstata se asocia a menudo con enfermedades causar problemas de vejiga, tracto urinario o riñón además de la aparición de la disfunción eréctil.

Los estudios demuestran que los problemas urinarios causados ​​por un agrandamiento de la próstata pueden ser una de las causas de la disfunción eréctil. Levantarse muchas veces en una noche para orinar también puede afectar esto indirectamente.

Y quizás pienses: “aun no veo la relación entre la  disfunción eréctil y la hiperplasia de próstata” si ese es el caso atento a los siguiente:

Una vez que la próstata se agranda debido a la edad avanzada o debido a una condición subyacente, afecta el flujo de orina. Esto aumenta la necesidad de orinar con frecuencia o durante un tiempo prolongado cuando se expulsa la orina.

Cuando su proceso de pensamiento está en constante necesidad de orinar, puede ser físicamente menos tolerante con sus impulsos sexuales. Además, la sensación puede ser suficiente para desanimar a cualquier persona durante el acto. El agrandamiento de la próstata también afecta sus niveles de libido.

Algunos medicamentos utilizados para tratar una próstata agrandada pueden causar disfunción eréctil. Sin embargo, algunos medicamentos utilizados para tratar la disfunción eréctil pueden ayudar a mejorar los síntomas de la hiperplasia de próstata.

hiperplasia e impotencia
-Relacion entre la hiperplasia y la disfuncion erectil

¿Cuáles son los síntomas de hiperplasia de próstata?

Quizás esta debe ser una de las dudas que tengas en este momento, tranquilo que ahora hablaremos de los síntomas que se presentan con esta enfermedad para que así se te haga más fácil identificarla.

Algunos de los síntomas comunes que experimenta una persona cuando se enfrentan a un agrandamiento de la próstata incluye:

 

  • Sensación de urgencia en cuanto a la necesidad de orinar con frecuencia.
  • Despertarse muchas veces en medio de la noche para orinar
  • Soltar un chorro de orina muy débil lo que lleva a esforzarse para orinar.
  • Poca o ninguna erección durante una actividad sexual (disfunción eréctil)
  • Insatisfacción del acto sexual

 

También se puede resumir correctamente que esto afecta predominantemente a los hombres en su vejez y esto es algo que una persona puede tener que aceptar como resultado de ello.

 

Causas probables de la hiperplasia de próstata

Debo informarte que la vejez es la principal causa del agrandamiento de la próstata pero no es la única causa

  • Historia familiar: Esta enfermedad puede correr entre familias. Los estudios han señalado una variedad de genes que pueden tener un papel en el desarrollo del agrandamiento de la próstata.
  • Diabetes: Se ha demostrado que los altos niveles de insulina pueden ser protagonistas en el desarrollo de la hiperplasia de próstata así que los expertos afirman que existe una relación entre la diabetes y el agrandamiento de la próstata.
  • Dieta: El consumo de carnes rojas, grasas, leche y productos lácteos, cereales, pan, aves y almidón puede aumentar los riesgos de hiperplasia de próstata

 

Las verduras, en particular los carotenoides, las frutas, los ácidos grasos poliinsaturados, el ácido linoleico, la vitamina A y la vitamina D pueden reducir potencialmente los riesgos de agrandamiento de la próstata.

  • Poca actividad física: Ser sedentario podría conducir a problemas de próstata. El aumento de la actividad física y el ejercicio se han vinculado de manera sólida y sistemática con la disminución de los riesgos de sufrir tanto de problemas de próstata como de disfunción eréctil.

 

Existen varios medicamentos, cambios en el estilo de vida y opciones quirúrgicas disponibles para ayudar a reducir los efectos de vivir con una próstata agrandada. Con el tratamiento adecuado, los hombres generalmente pueden mantener una vida sexual regular.

 

Prevención y control de la hiperplasia de próstata

Para ayudar a controlar los síntomas de una próstata puede intentar lo siguiente:

  • Evite consumir líquidos de noche. Evite consumir liquido por lo menos una horas antes de irse a dormir
  • Reduzca el consumo de alcohol y cafeína: Está demostrado que estos productos favorecen la producción de orine por lo cual debe limitarlos lo más posible
  • Reduzca la medicación con descongestivos o antihistamínicos. Estos tipos de medicamentos generalmente presionan la banda muscular que rodea la uretra, la cual controla el flujo de orina, lo que aumenta la necesidad de orinar y causa molestias al hacerlo.
  • No dejes que el tiempo pase. Apenas sienta los síntomas debe acudir a un médico especialista, esperar demasiado puede causar daños a la vejiga.
  • Programe sus idas al baño. Trate de orinar de cuatro a seis horas durante el día para ir entrenando la vejiga. Esto puede ser de gran ayuda para evitar esas sensaciones de urgencia por orinar
  • Agregue alimentos saludables a su dieta. Procure alimentarse sanamente para prevenir sobre peso u obesidad ya que esta se asocia con agrandamiento de la próstata y también con la aparición de la disfunción eréctil.
  • Activa tu cuerpo y tu mente. Tener una vida inactiva sin ningún tipo de actividades físicas o recreaciones contribuye a la retención de orina y esto conlleva al agrandamiento de la próstata
  • Intente orinar y volver a orinar. se trata de una práctica que consiste en orinar y al cabo de unos 20 segundos tratar de orinar nuevamente y ser paciente hasta sentir que ha salido la última gota del orine retenido.
  • Manténgase caliente. Exponerse a temperaturas frías pueden causar acumulación y retención de la orina por lo que también aumentará esa urgencia por orinar.

 

 

Busquedas relacionadas:

  • hiperplaxia de próstata y disfunción eréctil
error: Content is protected !!